Mauro Cadove

Imagen de Mauro Cadove
En febrero de 1990, un compañero de clase le regaló a Mauro Cadove un libro de Franz Kafka por su cumpleaños. Estaban en quinto de EGB y al lunes siguiente tenían un examen de Naturales sobre la metamorfosis de la rana. Ese mismo año, el pequeño Mauro descubriría a Oliver Atom y al Último Guerrero. En el examen sacó un diez.